lunes, 11 de diciembre de 2006

IX

Es ésta una noche triste.
Como la indecisión de la llama
de una vela al temblar.
Porque dejo que el tiempo se esfume.
Como el humo de esa vela
se extiende por la casa.
En el aire, hedor a chamuscado:
el de las tareas inacabadas,
o el de los proyectos que han sido ideados
pero aún no han sido realizados.
Lecturas de libros que han quedado pendientes.
Rutas imaginarias en la cabeza
de viajes a países reales
que aparecen en las enciclopedias.
Lo que quise escribir, y lo que al final resultó,
y lo que todavía está por escribir.
Los besos que no nos dimos
porque los asesinamos con la almohada.
La caricia que recorrió sólo medio camino
—hasta el vientre—.
Los cachorros que hasta ahora no hemos tenido.


* * *

El tañido agrio y negro
de las campanas de la iglesia del pueblo
que tocan por la muerte de un vecino:

EL VECINO… ¡SOY YO!

Los cachorros que ya no vamos a tener.

4 comentarios:

LunaDeMar dijo...

Encontré tu blog por casualidad, a través de 20minutos, y debo de decirte que tu poesia bohemia, me ha enganchado por completo... Permiteme, que te agregue a mi lista de blogs favoritos...
Y por cierto... Felicidades...

sandrita dijo...

Gracias. Pues será la poesía que es bohemia, porque lo que es yo no soy nada bohemia. ¡Trabajo en el Ikea, que es lo menos bohemio que se puede hacer! Je, je. Supongo que ahoras entenderás ciertos versos.

konalgas dijo...

...ayh mi niña, la noxe es un punto de inflexión, piensa k a la mañana todo lo no hexo puede hacerse, o al menos intentarse...

mira k mostrarte en 20min y no decirnos nada...ande se ha visto!!!

felices comilonas pekeña!!!

sandrita dijo...

Pues sí. 20 minutos convoca un concurso de los mejores blogs. No dije nada, pero ahora que ya lo sabéis espero que me votéis. Hay una categoría que la eligen los blogueros-lectores. ¡Je, je!
Por cierto, konalgas, he decidido que tengo mucho tiempo. No tengo prisa. Ya iré haciendo las cosas.