miércoles, 27 de diciembre de 2006

X

Los perros ululan desaforadamente
veinte canciones de soledad desesperadas
y ningún poema de amor.
La luna chorrea una intensa luz roja
al clamar amenazas de venganza.
Calles algo torcidas y resquebrajadas
como el rostro cuando se contrae
en una mueca de dolor.
Los automóviles queman el asfalto con los neumáticos
ensuciando con heladas lágrimas de alquitrán
la autopista que los llevará al infierno.
Un mendigo algo tocado despotrica con lucidez

contra lo que ya no tiene
–si es que alguna vez lo tuvo–:
el Estado, la Iglesia y la familia.
Sonido de pasos hueco en la acera,
a veces vacilantes, a veces con seguridad,
que se cortan al llegar al puente.
Las manos asidas con fuerza a los barrotes.
Reaparición del sonido de pasos

en lo alto de la barandilla.
A partir de la medianoche en la ciudad.

5 comentarios:

sandrita dijo...

Esta es mi calle. Pero ahora lo que hay son luces navideñas que te dejan ciega cuando las miras y papa noeles trepadores que acojonan un poco. Mmm. Casi que prefiero los locos y los suicidas. Son más interesantes.

konalgas dijo...

...aiihh pekeña m estan aficionando a leerte!!! no sabes kuantas veces he pasado x esas kalles, y k bella y obscura es la noxe, todo sale!!!

nos vemos en unas horitas en el especial navideño!!!

www.fotolog.com/konalgas

konalgas dijo...

...pero wueno para kuando el próximo!!! tus lectores estan ansiosos!!! tb kiero k vuelva lacocinahueleagas!!! has de ayudarme en esta lavor!!!

sandrita dijo...

¿Los lectores? Vamos, ni que hubiera tantos... Ah, yo también quiero que vuelva lacocina. A ver si le convencemos la próxima vez que le veamos. Y que comoaguademayo actualice su blog ya de una vez o si no, en plan radical, que lo suprima.

Oscura tristeza dijo...

Hola!!ya q pasaba por aqui te dejo una firmita jeje...ya que te lo he cotilleado un poco...cuidate!!