lunes, 19 de marzo de 2007

XVIII

Un viaje a la desnudez,
al mundo de los sentidos: lo primigenio.
Acalorarse, lamer, acurrucarse,
lascivamente, agarrarse, las lenguas,
arañar, lentamente, ávidamente,
las manos, besuquear, las mejillas,
las bocas, mordisquear, los brazos,
los muslos, los cabellos, las nalgas,
las caderas, observar, las cinturas,
oír, los cuellos, los ombligos,
los dedos, los párpados, desvestir,
los pechos, los dientes, penetrarse,
entrelazarse, los pezones, las espaldas,
la piel, los flujos, los pies,
furiosamente, rápidamente, gemir,
rodar, los genitales, rozarse,
gritar, la saliva, los hombros,
suavemente, husmear, el sudor,
indagar, tocar, instintivamente,
tumbarse, los labios, el vello púbico:
principio y final, o final y principio.

1 comentario:

H. dijo...

...y del principio nada queda, el final se prolonga hasta que los ojos se voltean y miras atraves de los parpados una silueta roja.