martes, 22 de enero de 2008

29

Quiso coger
nubes, sueños, deseos.
Nada en la mano.

1 comentario:

camaleandonos dijo...

qué suerte cuando las nubes, los sueños y los deseos lo son todo

un verdadero lujo