martes, 19 de mayo de 2009

ESCENA

Nubes negras sobre cielo negro confusión el pueblo al fondo las manos en los oídos la intensa luz amarilla de un gran fanal desesperación la montaña iluminada para no oír el ruido de los disparos las manos en los ojos charcos de sangre cadáveres amontonados para no ver el horror de la guerra sangre roja sangre rota fila de soldados perfectamente alineados muerte inminente fusiles perfectamente alineados muerte segura los brazos levantados el miedo en el rostro muerte no deseada vida rota.
Salí del Museo del Prado. Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya me habían impactado.

2 comentarios:

antonio dijo...

Me gusta como escribes
te leo

sandrita dijo...

¡Gracias! Aunque hace tiempo que no publico. Bueno, últimamente tampoco escribo mucho. Quizás sería hora de retomarlo...