jueves, 17 de septiembre de 2009

EL CONDUCTOR DE AUTOBÚS

El conductor de autobús, hastiado, inició el trayecto. Su vida era un desastre: una carrera de artista fracasada, un trabajo que no le satisfacía y una cama demasiado grande para él solo. No había conseguido los objetivos planteados en su juventud. Irritado, miró a los pasajeros: rostros cansados, gestos impacientes, palabras irrespetuosas. También llevaban una existencia rutinaria pero tampoco se revelaban por cambiarla. La furia crecía: hacia ellos, hacia sí, hacia el mundo. Repentinamente aceleró y, sin control, se lanzó frenéticamente por la carretera contra todo lo que había delante. Los pasajeros no tuvieron tiempo ni de agarrarse.

1 comentario:

escritores negros dijo...

Hola:

Hemos visitado tu página y pensamos que podría ser interesante intercambiar banners o enlaces con la nuestra.

Si estás de acuerdo, puedes visitarnos en Escritores Negros (http://escritoresnegros.blogspot.com) o ponerte en contacto con nosotros en escritoresnegros@gmail.com

Un saludo.