martes, 1 de septiembre de 2009

FIESTAS POPULARES

Las fiestas en honor a su patrón iban a empezar en el pueblo de P****. Pero la polémica llegó cuando los habitantes supieron que el ayuntamiento había recortado el presupuesto destinado a ellas por la crisis económica: ese año se suprimirían los encierros de las vaquillas. La mayoría de los lugareños mostró su indignación el día de la inauguración, cuando, al finalizar el pregón, abuchearon e insultaron al alcalde mientras este abandonaba la plaza. Algunos intentaron golpearle. El edil se debió de sentir como una vaquilla en un encierro.

No hay comentarios: