sábado, 13 de abril de 2013

Y LLEGÓ EL DÍA...

Y llegó el día en que los niños jugaron como niños. En que en las casas nunca faltaba un plato de comida en la mesa. En que la guerra no asoló campos, ciudades y la vida humana. En que los pueblos no se vieron sometidos a las cadenas impuestas por los dictadores. En que las personas no debían huir, forzadas, de la tierra donde nacieron. Entonces la guitarra enmudeció, el pincel se secó y la pluma se detuvo. Entonces el músico, el pintor y el poeta casi dejaron de serlo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito...adelante con esta bonita tarea.

sandrita dijo...

Gracias. Lo de seguir adelante eso siempre.

sarah dijo...

Me llaman "somiatruites", pero espero que tu relato se haga, un día, realidad.